30 octubre 2006

Deseándote

("Tunel of love", Mark Henson, 1990)

Hierve la sangre
en el recuerdo de los encuentros
mientras aguardo
los revivo
los siento…


Quiero tus dientes
clavados a mi espalda,
mientras tus brazos
dejan sin escape
a mi pecho y a mi vientre


Quiero que entres y salgas sin mirarme
sólo besando
la parte oculta de mi cuello,
como gatos en encuentro
de tejados y luna.


Te quiero salvaje,
sordo,
delirante,
acechando mi pelo
que todos tus actos tengan
ese sabor ardiente.

Quiero tomar con mis muslos
tus mejillas
saber que recorres con placer
mis escondites
que reconozcas
con tu lengua curiosa
los rincones
esos que al tocarlos estallan en gritos
que no dejes de encontrarlos
aunque ahoga de placer
te lo suplique.

Te quiero sobre mí
entre mis piernas
y en mi pecho
sentirte entrar con prisa
sin perder el aliento
que aprisiones mis manos
para que no pueda escaparte
y contemplar tu cara de placer
en mi desespero.

Que mis piernas
se hagan collar sobre tus hombros
que queden en el aire mis caderas
mientras envistes con furor y con esmero
el valle oculto
tu edén perfecto
haciendo eco
este canto placentero.

Te quiero sobre mi
salvaje y enhiesto
poderoso como el universo
haciendo estallidos de estrellas húmedas
en mi infinito

Te quiero a mi alrededor
por toda mi piel
como viento en la tormenta
entregado como esclavo
prisionero de mi incienso.


Te quiero domador
explorador
aventurero
que me guíes al éxtasis que deseo
me lleves ciega dónde quieras
en esos instantes
en que por completo me entrego.


Te quiero dócil a mis deseos
incansable
guerrero
que no te rindas
y te dejes someter
a mis caprichos más extremos


Te quiero ardiente
como lo estoy yo ahora
sedienta de ti
de tu cuerpo
de tu sexo

Te quiero aquí,
a mi lado y en mi lecho
mientras no estás
te aguardo
y en soledad
saciando mis instintos,

revivo los encuentros.




6 comentarios :

  1. Jose Ferreiro10/31/2006

    Hola Caro, realmente eres un génio,no se hasta donde podrás llegar. La pintura preciosa pero los versos hacen una descipcion preciosa de una momento tan intenso y bonito, pero tan corto e intenso que lo hace transcendental de nuestra vida.
    Eres la mejor. Saludos.
    Jose Ferreiro

    ResponderEliminar
  2. ¡Maestra! Qué intenso! soberbio...me encantó! pero, me quedo un poquito más con esta parte: " mientras no estás te aguardo y en soledad, saciando mis instintos, revivo los encuentros" (motivos personales, se entiende).

    Besos y cariños!

    Cardo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11/01/2006

    FASCINANTE PEMA, LLENO DE CALIDAD DE EXPRESIÓN... EL BLOG CADA DIA MÁS BELLOO.
    ABRAZOS Y BESOS
    RAQUEL LUISA TEPPICH

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11/04/2006

    Si este poema es tuyo debo decirte que es realmente bello...el cuadro es potentísimo,
    Hermann

    ResponderEliminar
  5. José: Siempre animandome, muchas gracias...
    Cardo: Gusto de verlo comentando en mi blog, lo he visto en otors, bienvenido y gracias.
    Raquelita: tienes uan ternura enorme, eres muy generosa en tus palabras, gracias por tu amistad
    Hermann, el poema es mio, como todos los de esta página, gracias por el comentario y del cuadro, creeme que de los que he buscado, éste es el que más me gusta.

    ResponderEliminar
  6. Está re bueno.
    Congratulations

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU COMENTARIO
Gracias por hacerlo, te responderé pronto, lamento tener que moderar, pero es necesario, algunos abusan de la libertad de expresión...