Soledades y fantamas

Abrumador suele ser el silencio en la soledad
solo el pasar de un queltehue rompe la monotonía mortal
y regresa el silencio que pesa tanto como la ausencia
aturde como las dudas
invalidante como el miedo...

Vuelan los fantasmas
y los miro desde el suelo
se pelean con las polillas 
la poca luz de una ampolleta amarilla con caca de moscas...

El silencio me deja sorda
me tiene muda
tiemblo como las hojas del árbol seco de la casa del frente...



Uno sacado del cajón




Creative Commons License

Antes (prosa)




(aunque esta prosa no nació con esta canción creo que se la merece)




Antes eras una idealización de un futuro que esperaba de ti o de cualquiera que pudiera darme algo similar a tu sonrisa y ahora tengo tu sonrisa y es mía, lo tengo todo sin tener nada y espero el instante de poseerte entero.


 Es, esa sonrisa que ilumina mis días.

 La añoro durante el día y la sueño durante las noches, está presente en cada instante en que me inundan las lágrimas.

 No es porque sonrías tu, si no porque sonrío yo con ella.

 Entre mis pesadillas se asoma dibujada en el cristal y me hace fuerte, valiente y camino en dirección al infierno sorteando demonios y abismos, solo por alcanzar tu mano, tus brazos, el sonido de tu voz, tu pecho en el que me refugiaré para encontrar un trozo del paraíso que robaremos para ambos...



  Creative Commons License



Dentro de mis sueños te vi

Dentro de mis sueños te vi
una luna madre
hermosa
redonda
plateada
nos miraba de lo alto sonriendo
era el desierto el que guardaba nuestros pasos
la soledad
el aire
el aroma de la chuzca 
repletó mis sentidos
y el rugir de la pacha
nos tragó en un abrazo
bajo las raíces del tamarugo y el algarrobo
y nos amamos a destiempos...

Aun siento tus besos de Inti en mi piel...



Curiosamente, 
la tarde que escribí este poema, 
un terremoto asoló mi norte grande
y otro reiniciaba mi vida



Creative Commons License