25 diciembre 2017

23 diciembre 2017

A mi madre y su partida

A mi madre, Sara Velásquez Ruiz-Tagle
(05/12/1943 - 23/10/2017)

Aquí la nostalgia me habla de tu ausencia
me susurra recuerdos dulces
como cuando inventaba flores para darte 
en ese jardín inmenso donde siembro mis letras

No encuentro palabras para revivirte
y sin embargo vives
arraigada en mi carne, 
en mi sangre 
y hasta en una parte de mi nombre

Duele el no poder derramar
todas estas lágrimas que me abundan
y es que ahora entiendo como latía tu pecho
cuando el llanto no llegaba
y te acongojaban las angustias
las partidas
el pasado
el duelo

Aun siento tu corazón en mis manos
ese palpitar de las últimas horas
el temblor de las palabras
la despedida postergada 
que finalmente cortaría
ese lazo que nos unía

Por ahí seguro vuelas
porque me visitas en los sueños
y a ratos puedo olerte, escucharte
se que finalmente descansas

Te miré de frente
fui afortunada de reflejarte como a un igual
de no escatimar en caricias o atenciones
de explotar en "te amo" y besos

Pero te extraño
en cada abrazo que me recuerda tu partida
cuando otros me recuerdan en esos gestos tardíos
que te fuiste
porque me sigo negando la distancia definitiva
porque aun siento 
que sólo estás de viaje y que no has muerto
porque quiero creer que volverás pronto
para escondernos a pecar con el azúcar
o a contarme diez veces lo que ya me dijiste
o a contarte diez veces lo que ya olvidaste
a reirnos de la pantalla idiota y sus historias...

Y una vez más
la tristeza acalla mis manos....

Madre, no se si logre escribirte
algo digno de tu memoria...
Mientras, sigo intentando...


Creative Commons License

Ya no...

Desde que te fuiste
el tiempo ha corrido y yo
me quedo con las noticias 
en los dedos o divagando en mi garganta...
Es que festejar ya no es lo mismo...
Emocionarse no es lo mismo...
Elucubrar no es lo mismo
porque no estas tu,
mi secuaz mas devota...
Porque soñar no es lo mismo
si no me animas a vivir despierta...

Añoro el timbre de tu voz
con esa extraña forma 
de pronunciar algunas letras
o las palabras nuevas aprendidas
que mezclabas con las viejas
inventando otras sin sentido...

Ya no visito aquella cafetería
pero eso seguro lo sabes
pues tu ausencia la repleta de ruido
oscurece las luces que bañan mis ojos
y el azucar de ahí
ya no endulzará nuestras charlas.
No vale la pena
tu no querías que la sintiera.

Me preparaste para tu viaje
¡qué viaje largo! ¿no?
aun espero que me cuentes que tal todo
que deshagas la maleta y me comentes
que tan extraño es el paisaje
y a qué saben los colores
que me presumas 
del nuevo sello del pasaporte...

Amada
los sueños agradecen la visita
tu susurro se me anuda en la garganta
y se queda nadando
tu dulce sonrisa
en mis ojos

A Miriam y Melissa
Mis amadas, las extraño a Mares...
Creative Commons License

19 mayo 2017

A Miriam Lass Peralta

Hoy todo me hace llorar
me hace falta la caricia de esos profundos ojos
el sonido de esa voz pausada y elegante
que emanaba de una eterna sonrisa.

Tu recuerdo me arrulla
aprendí que el amor tiene un millar de formas
y tú y yo amamos igual ¡¡¡tantas veces!!!
Nos movieron las mismas pasiones
los mismos aromas en los estantes
o en nuestras interminables tazas de té.

Hoy todo me hace llorar
y te escucho decir 
que bien me hace liberarlo
y dudo 
y tu sonríes 
desde una esquina blanca y tinta negra
porque todo está bien, muy bien
porque nada está mal nunca
sólo hay que avanzar
el camino todo lo arregla o lo deja atrás.

Serenos tus pasos fueron al infinito
nuestra despedida solo fue carne separada
aun te siento inventando sueños
aun te veo sonreír
entre las sombras que dibujan las velas en mi altar
veo que te deslizas entre el humo de mis inciensos.

Hoy todo me hace llorar
quise hablarte como hace un tiempo
con mis ridículas versiones de los hechos
esas historias de guerras sin sentido
con personajes de caras dobles y hablar vacío
Y tu ser tú y mi ser yo
ya no se burlaran del señor Ego

Quise hablarte como en las tardes
en que vaciábamos las tristezas
y las volvíamos versos
donde la realidad se volvía historia mágica
y las palabras impresas se volvían consuelo
y traté de llamarte y me contuve justo a tiempo
no puedo despertarte, al fin descansas
despertarte, ya nunca más, puedo.

Hoy todo me hace llorar
no es sólo tu ausencia
es el vacío de mis brazos
que se quedaron anhelando el baile de tu fiesta
es el cúmulo de palabras que no compartiremos
es esta despedida a la que aún me niego
es esta pobreza de no poder expresarme
del dolor de haberte dicho que partieras
cuando no quería que me dejaras
el arrancarme de un trozo de alma…

Hoy todo me hace llorar
pero tu amado recuerdo me consuela.


No tengo derecho a sentir esta pena, sin embargo me dueles.
Amiga de mi alma, te llevo para siempre dentro de mi, tu valor será mi ejemplo,
Miriam Lass Peralta (31 de Marzo 1957- 30 Abril 2017), el universo te acoja.

Creative Commons License

26 febrero 2017

Compartiendo un gran día...

El día 11 de febrero, luna llena del maíz o luna del vino, pasadas las 19:00 horas, cuando el sol comenzaba a marcharse, José Toro, mi ahora esposo y yo, hicimos nuestros juramentos matrimoniales frente a nuestras familias y amigos más cercanos en una hermosa ceremonia junto al mar.

Les dejo algunas fotos de ese día y espero nos envíen buenas energías en esta vida que iniciamos juntos, la de casados.



Atamos nuestras manos como símbolo de atar nuestros espíritus mientras el amor dure

Desde hoy, somos una sola luz, una sola alma...


Saltar la escoba como símbolo del paso de la soltería a la vida de matrimonio....

Con nuestros padres, José Toro y Gloria Seguel, Sara Velásquez y Carlos González 

Nuestros padrinos, la escritor Miriam Lass Peralta y Patricio Fuentes


El símbolo de nuestra unión... nuestras alianzas en la mano izquierda.




Creative Commons License